Basta de domiciliarias a los genocidas! * SI NO HAY JUSTICIA... HAY ESCRACHE * A dónde vayan los iremos a buscar!

sábado, 8 de agosto de 2015

FRENTE AL CIRCO ELECTORAL, VOTAMOS SEGUIR LUCHANDO


A 20 años de la formación de la Agrupación HIJOS La Plata queremos reafirmar nuestra posición sobre el rol que debe tener un organismo de Derechos Humanos en la contienda social. Si entendemos que el único que puede violar los Derechos humanos es el Estado, que ejerce el monopolio de la fuerza legal y administra el andamiaje jurídico para reprimir al pueblo, sabremos que ninguna organización que nace para denunciar esos atropellos puede trabajar ni con un gobierno ni desde el Estado, sin caer en una contradicción fundante sobre sus propios objetivos. Mantener la independencia para poder seguir denunciando la impunidad de ayer y de hoy es una premisa básica que no todos parecen aceptar. 

En medio de esta farsa electoral, con la que se quiere volver a legitimar esta democracia de hambre, represión y saqueo, vemos a los obsekuentes que se hacen llamar “H.I.J.O.S. Regional La Plata” brindar alegremente su apoyo a las candidaturas del oficialismo. 
Nos permitimos recordarles a estos genuflexos que uno de los Puntos Básicos desde la formación de la agrupación y la Red Nacional de HIJOS era la “independencia política, partidaria y de otras organizaciones”. 
Pasadas tantas traiciones y agachadas, nada nos sorprende esta apuesta de quienes estuvieron 10 años en sus casas después del 2001 para darse cuenta de que sigue habiendo razones para luchar. De hecho la “Regional H.I.J.O.S. La Plata” nació en 2011 exclusivamente para hacerle la campaña de re-elección a Cristina Fernández de Kirchner, con un fallido acto en el Teatro Argentino. 
Ver entonces a estos klaudicantes apoyar la candidatura local del Frente para la Victoria, en la lista de la decana de la Facultad de Periodismo, Florencia Saintout, no nos extraña respecto a ese derrotero de la cooptación y doble discurso sobre los Derechos Humanos. Decir hoy que se la apoya porque “este proyecto nacional puso en el centro a los derechos humanos haciendo justicia por el terrorismo de Estado” es, como mínimo, falsear la realidad. 
La misma Saintout que fue vaciadora de una de las mejores cátedras de la Facultad, que es acusada por desviar fondos de esa casa de estudios para realizar su campaña electoral, y a quien vimos convertir a la Facultad en un búnker de La Cámpora para acaparar recursos junto al Ejército Argentino mientras la mayoría de los platenses sufrían el crimen social de las inundaciones del 2 de abril de 2013. 
Son estos mismos sectores, funcionales a los 12 años kirchneristas de doble discurso sobre los Derechos Humanos, los que se tragaron el sapo de tener que votar a “la derecha” del proyecto en Daniel Scioli. Los que ahora pueden elegir en la interna provincial entre Aníbal Fernández, uno de los responsables de la Masacre del Puente Pueyrredón, y Fernando Espinoza, responsable político de la desaparición forzada de Luciano Arruga. 
Pueden elegir a estos candidatos, a los que la Saintotut apoya, y acompañar con su voto a todo el conjunto de responsables políticos de la segunda desaparición de Jorge Julio López, aún impune y silenciada por el gobierno nacional. 
Así como eligieron callarse durante dos años sobre el pasado del genocida César Milani, cuando estuvo al frente de sus Fuerzas Armadas, y como se tragan el otro gran sapo del Papa argentino y peronista, Jorge Mario Bergoglio, que nunca explicó qué sabe realmente de la entrega de hijos de desaparecidos por su gestión en la Iglesia Católica en dictadura. 

Desde la Agrupación HIJOS LA PLATA, y ante los discursos imperantes sobre la reconciliación con las instituciones, decimos, como lo venimos haciendo hace 20 años, que nosotros no olvidamos, no perdonamos y NO NOS RECONCILIAMOS. Nosotros seguimos siempre en el mismo camino, apoyando las luchas de los trabajadores y el pueblo. Porque la mayoría de los genocidas siguen impunes, y se mueren como tales. Porque solo hay condenados con sentencia firme menos de 1 represor por cada uno de los 600 centros clandestinos que funcionaron en el país. Porque todavía faltan restituir 400 jóvenes apropiados, y se han apropiado del Banco Nacional de Datos Genéticos para hacer negocios privados. Porque hay más de 210 desaparecidos en democracia, y más de 4300 pibes asesinados por gatillo fácil, la mayoría en estos últimos 12 años. Porque el aparato represivo sigue intacto y tiene a la estructura de inteligencia creada por Milani y continuada por los punteros de La Cámpora en plena actividad. Y aunque quieran tapar la memoria convirtiendo los centros clandestinos como EL Destacamento de Arana, la Comisaría 5ta, el BIM3 o la propia ESMA en la Disneylandia del terror, seguiremos denunciando sus negociados con los Derechos Humanos. Y seguiremos exigiendo Juicio y Castigo a todos los genocidas y sus cómplices de la iglesia y de la burocracia sindical, por todos los compañeros, cárcel común, perpetua y efectiva. 

HIJOS LA PLATA
Agosto 2015

Votar esta anotación en Bitácoras.com