Basta de domiciliarias a los genocidas! * SI NO HAY JUSTICIA... HAY ESCRACHE * A dónde vayan los iremos a buscar!

jueves, 29 de marzo de 2012

Como se le lava la cara a las instituciones represivas...

Jueves, 29/03/12
(Opinión)
Tanto ayer como hoy las cárceles son, fueron y seran elementos de control social. Esta política de la comisión de DDHH de la legislatura de Buenos Aires esta en "sintonia fina K" con las políticas de volver a generar confianza y credibilidad a las instituciones represivas del Estado, asi como el "museito de Arana" o el destacamento de Lomas del Mirador (donde desapareció Luciano Arruga), dos simbolos de la nefasta política de DDHH de este gobierno y principalmente del Gobernador Scioli. Este títere que cambia de careta segun la época tiene un objetivo claro y es que por un lado reforzar las insituciones represivas y por el otro lavarles la cara con vistas de que las futuras represiones venideras sean tomadas casi como un acto de justicia y con el marco legal que les garantiza la ley antiterrorista y el espionaje que realizan desde siempre...


La comisión de Derechos Humanos de la Legislatura, en la U9

La Unidad Penal N° 9 de La Plata, la cárcel que más presos políticos alojó durante la última dictadura militar, fue el escenario elegido por la Comisión de Derechos Humanos del Senado para llevar adelante la reunión de comisión en un lugar emblemático, con el objetivo de conmemorar los 36 años del golpe de Estado del 24 de marzo de 1976.

El impulsor de esta propuesta fue el presidente de la Comisión de Derechos Humanos, Santiago Carreras. Y él mismo explicó que como parte de la impronta que se está realizando en la Legislatura bonaerense, decidieron "hacer una sesión en conmemoración al 24 de marzo en un lugar distinto y elegimos el Penal 9 por toda su historia, por la cantidad de compañeros que han sido torturados y masacrados en la dictadura, por la gran responsabilidad que hubo por parte de los militares acerca del maltrato que hubo con todos los compañeros que estaban encerrados en esa situación".

"Esto va en sintonía de lo que entendemos de lo que debe ser la memoria, de ir hacia el pasado en búsqueda de los hechos que fueron muy significativos en la historia de nuestra patria y darle un correlato con el presente y lógicamente una proyección con el futuro", resaltó el senador del Frente para la Victoria a Diagonales.com.

Este paso de la Comisión de Derechos Humanos es único en la historia de la Legislatura provincial y forma parte de un cambio de concepción del trabajo legislativo que se instaló con la llegada del vicegobernador Gabriel Mariotto al Senado bonaerense. "Queremos que la comisión sea itinerante, que no esté estática que vaya para adelante, que no se junte solamente en el Senado", enfatizó el legislador de La Cámpora.

Además, Carreras explicó que la particularidad de llevar el trabajo legislativo a la Unidad 9 tiene que ver con "darle una sensibilidad extrema al hecho que nos conmueve, que nos perturba, que nos llega de sentimientos y que nos pone en un horizonte de entender que esa indignidad que han vivido tantos compañeros no puede olvidarse. Se tiene que generar un Estado presente y activo que nos permita ver la política de derechos humanos con mucha profundidad y mucha sensibilidad en el pasado, y también con un correlato en el presente".

La sesión contó con la presencia de los senadores Cecilia Comerio, Marina Moretti, Emilio López Muntaner, Silvia Pérez y Roberto Costa, además del coordinador de la Comisión contra la Tortura, Roberto Cipriano; representantes de la Agrupación Hijos y del Centro de Estudios Legales y Sociales; el subsecretario de Política Criminal e Investigaciones Judiciales, César Albarracín; la titular del Servicio Penitenciario, Florencia Piermarini; e integrantes de otros organismos de Derechos Humanos.

Durante la jornada hubo diversos oradores, entre los que se destacaron Matías Moreno, hijo de Carlos Moreno. El relató el caso de su padre, por cuyo secuestro y asesinato en 1977 fueron condenados civiles y militares el último 16 de marzo.

También dieron testimonio Horacio Moiraghi, que tuvo a su padre detenido y torturado en el Penal 9; Juan Grimal, quien fue preso político en la última dictadura militar; Clara Bacchini, hija de Héctor Bacchini, secuestrado durante la última dictadura y cuyo caso se juzga en el juicio del "Circuito Camps".

Los oradores coincidieron en reivindicar la gestión en materia de derechos humanos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández, a propósito de los Juicios por la Verdad que se llevan a cabo en todo el país. "Néstor no solamente bajó el cuadro de Videla, sino también que transformó todos los centros de detención en espacios para la memoria y fue el primer presidente en pedir perdón a todos los familiares y víctimas del terrorismo de Estado", aseguró Moreno.

Por último, Omar Randón (uno de los internos del Penal) solicitó en un discurso conmovedor mejorar las condiciones dentro de la Unidad para los detenidos y facilitar el acceso al estudio y a un trabajo remunerado. Además, pidió celebrar la iniciativa de la Comisión de Derechos Humanos de sesionar dentro del Penal 9.

Los senadores ya habían recorrido el penal el lunes pasado, donde pudieron charlar con más de 40 internos que expresaron su situación, sus experiencias y sus sensaciones. "Estar mano a mano con ellos y conocer la parte más sensible de ellos a uno de lo llena de responsabilidad. Nos da mucha fuerza para impulsar la comisión de la mejor manera. Vamos a seguir con esta temática, recorriendo cárceles, y vamos a seguir dándole un impulso diferente a los que es el Senado y a las que son las comisiones", enfatizó Carreras.


Diagonales
María Micaela Ciancio mmciancio@diagonales.com

Votar esta anotación en Bitácoras.com