Basta de domiciliarias a los genocidas! * SI NO HAY JUSTICIA... HAY ESCRACHE * A dónde vayan los iremos a buscar!

lunes, 14 de septiembre de 2015

CHARLA DEBATE - MARTES 15 / 09, 18hs, en el BIM3 (fahce/unlp) 122 Y 50.

A 9 AÑOS DE LA SEGUNDA DESAPARICIÓN DE JORGE JULIO LOPEZ INVITAMOS A DEBATIR SOBRE ESTA COMPLEJA PROBLEMÁTICA QUE NOS PLANTEA LA REPRESIÓN DE ESTADO.

EN LA ACTIVIDAD PRESENTAREMOS UN BOLETÍN CON DATOS ESTADÍSTICOS Y ANÁLISIS DE LOS MÁS DE 210 CASOS DE DESAPARICIÓN FORZADA EN DEMOCRACIA .
DESAPARECIDOS EN DEMOCRACIA

UNA CONSTANTE EN EL PAÍS DE LOS 30 MIL

Desde el caso del joven de 23 años Néstor 'Lito' Gutiérrez, detenido por la Policía de Neuquén en diciembre de 1984 y cuyo cadáver apareció golpeado en las aguas del río Limay; hasta el reciente caso de Ismael Sosa, de 24 años, que detenido por la policía en el ingreso a un recital en la ciudad cordobesa de Villa Rumipal apareció dos semanas después en las aguas del Embalse Río Tercero, podemos afirmar que se han producido en Argentina al menos 210 casos de desaparición forzada de personas entre 1984 y 2015.
La desaparición forzada es un crimen de Estado, y puede definirse como la privación de libertad, legal o ilegal, cometida por agentes del Estado, o por particulares a los que la institución ha prestado su apoyo o aquiescencia y se niega a informar o reconocer esa privación de libertad.
La continuidad de la práctica de desaparecer personas tras detenerlas de parte de las fuerzas de seguridad de Argentina se comprueba con el dato de que en 30 de los últimos 32 años de democracia se han producido este tipo de casos, o bien podría decirse que no registramos casos sólo en los años 1985 y 1987.
Digno de su “Maldita Policía” que nunca dejó de actuar, la provincia de Buenos Aires registra más de un 70% de los casos. Los picos represivos en materia de desaparición forzada han sido en los años 1994 (17 casos), 2001 a 2003, 2006 y 2009 (13 casos en cada año) y 1997 (12 casos). Y pese a la continuidad de los gobiernos constitucionales, tantas veces defendida como garantía suficiente del respeto a la vida y la libertad ambulatoria, la protección frente a las detenciones arbitrarias y las torturas, con los años los casos han seguido creciendo.


Votar esta anotación en Bitácoras.com