Basta de domiciliarias a los genocidas! * SI NO HAY JUSTICIA... HAY ESCRACHE * A dónde vayan los iremos a buscar!

viernes, 17 de marzo de 2017

JUICIO POR ANDRES NUÑEZ - tercera audiencia

TERCERA JORNADA 
Por HIJOS La Plata


En la tercera audiencia del juicio a Luis Raúl Ponce por la desaparición de Andrés Núñez las partes desistieron a varios testigos, otros no pudieron ser ubicados y sólo declararon las ex mujeres de dos policías de la Brigada de Investigaciones, quienes pidieron hablar sin la presencia de público ni del imputado.

En primer término testimonió Graciela Gomez, ex mujer de Alfredo González, condenado a perpetua en 2010 por el crimen de Andrés. Gomez era pareja de González al momento del secuestro de Andrés, y contó que la noche de los hechos estuvo con sus hijos en el cumpleaños de la hermana de su marido. Que por tal motivo recuerda que González la fue a buscar muy tarde por la casa de la hermana, lo cual no lo exculpa de haber producido las torturas a Andrés previamente como quedó demostrado en la sentencia que lo condenó a perpetua en 2010. Gomez agregó que al otro día su esposo salió y volvió al mediodía. Y que cuando el caso de Andrés se conoció en los medios, su esposo le contó que había lío en la Brigada. Para lo que interesa en este juicio, indicó que González continuó recibiendo su sueldo de policía por un tiempo en un acuerdo con Ponce, y que debía pasar a buscarlo por el estudio de un abogado de apellido Casal. Esto denota la situación de mando que Ponce ejercía sobre el grupo de policías responsables del hecho, además de que les garantizaba cobertura para buscar complicidad en la impunidad del crimen. De hecho el propio González había relatado en el juicio de 2010 que el comisario Ponce y el oficial Pablo Gerez lo mandaron a deshacerse del Fiat 147 en que el grupo había secuestrado a Andrés.


Luego aportó su relato Alicia Visconti, ex mujer del policía José Daniel Ramos, con quien dijo que tuvo una relación traumática y sufría reiterados episodios de violencia de género. La mujer, también ex integrante de la policía bonaerense, recordó que una noche de septiembre de 1990 su esposo llegó a su casa de madrugada, borracho y sucio, tras haberse ausentado tres días. Entonces le habría confesado entre llantos que al “flaco” (Alfredo) González se le había ido la mano con la bolsa y se le había muerto un preso en la Brigada, tras lo cual tuvieron que desaparecerlo, y que “ni con un brujo lo van a encontrar”.
Visconti había cobrado gran protagonismo en la instrucción de la causa en 1995, cuando declaró ante la justicia e incriminó a su entonces esposo, que quedó detenido, como responsable de haber descuartizado el cuerpo de Andrés. Por esto Visconti tuvo una disputa con Ramos de denuncias cruzadas de amenazas y lesiones, que llegó hasta un confuso episodio donde se la dio por desaparecida por un mes, con hábeas corpus incluido, y fue detenida en San Luis por abandonar sus funciones en la Policía.
Por aquel entonces Ramos fue utilizado por el resto de los policías implicados, en su mayoría prófugos, como chivo expiatorio de todas las responsabilidades del caso. Y si bien, en una negociación nunca aclarada con el juez Ricardo Szelagowsky, Ramos aportó información para que finalmente se encontrara el cuerpo de Andrés en agosto de 1995, el policía fue finalmente beneficiado con su apartamiento de la causa por considerárselo “insano”.


En la cuarta audiencia del jueves 16/3 están citados cuatro testigos propuestos por la defensa de Ponce, llevada adelante por los abogados Oscar Salas y Christian Romano del estudio “Salas y Asociados”, quienes también patrocinan al ex integrante de la CNU Juan José “Pipi” Pomares en una causa por delitos de Lesa Humanidad a la espera de juicio en el Tribunal Federal 1 de La Plata.

Andrés Alberto Nuñez, fue secuestrado, asesinado y ocultado su cuerpo el 28 de septiembre de
 1990 por el accionar del personal de la Brigada de Investigaciones de La Plata de la Policía de la Provincia de Buenos Aires. Por más de 5 años la familia no pudo hallar sus restos, hasta que uno de los policías implicados, José Daniel Ramos, colaboró para beneficiarse en la causa e indicó el lugar de inhumación clandestina en un campo de la localidad bonaerense de General Belgrano. Hasta el momento, y tras 26 años de luchar por justicia, sólo se ha conseguido parte del reclamo: se ha condenado a perpetua a 2 de los policías responsables (Víctor Dos Santos y Alfredo González), un tercero está siendo juzgado en estos días tras estar prófugo por 22 años y ser capturado en 2012 (Luis Raúl Ponce), un cuarto que permanece prófugo desde diciembre de 1993 (Pablo Martín Gerez), cuatro agentes más siendo investigados por encubrimiento (los efectivos Carlos Veiga, Ernesto Zabala, César Carrizo y Pedro Costilla) y un ex juez penal de La Plata co-imputado por encubrir el caso (Amílcar Benigno Vara) murió impune en marzo de 2014.

LAS AUDIENCIAS SON ORALES Y PÚBLICAS. SE DESARROLLAN DE 10 A 14 HS EN EL FUERO PENAL DE LA PLATA CALLE 8 ENTRE 56 Y 57.
PARA CONCURRIR NO ES NECESARIO ACREDITARSE PREVIAMENTE.
SOLO SE DEBE SER MAYOR DE EDAD Y CONCURRIR CON DNI.

___________________________________________________________________________________________________________________________

Votar esta anotación en Bitácoras.com